Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Cirugía y Cirujanos
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Cirugía y Cirujanos >Año 2003, No. 1


Acuña-Prats R, García-Salazar D, Velasco-Marín R, Torre-Cortés R, Chávez-Ramos J, Cervera-López M
Traumatismo cardiaco penetrante. Nueve años de experiencia en Cancún, Quintana Roo. México
Cir Cir 2003; 71 (1)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 20
Paginas: 23-30
Archivo PDF: 109.26 Kb.

[Texto completo - PDF]

RESUMEN

Introducción: actualmente los avances en la reanimación del paciente traumatizado, el manejo adecuado de la vía aérea con una intubación precoz, la toracotomía en el cubículo de choque, el tamponade y el transporte rápido en la fase prehospitalaria, brindan una mejor oportunidad de que los pacientes con traumatismo cardíaco sobrevivan. El objetivo del presente artículo es revisar la experiencia sobre el tema en la ciudad de Cancún, Quintana Roo durante nueve años, por cirujanos generales. Material y métodos: estudio retrospectivo de 25 enfermos, en tres hospitales, descripción de variables cualitativas utilizando porcentajes, margen y promedio como medidas de descripción. Resultados: en un período de nueve años se estudiaron 25 pacientes, todos del sexo masculino. Con edades entre 18 y 39, 11 presentaron lesión del ventrículo derecho, nueve del ventrículo izquierdo, dos de aurícula izquierda, aurícula derecha, vena cava superior y vena pulmonar superior izquierda un caso respectivamente. En cuatro pacientes hubo lesiones abdominales asociadas, y lesión de aorta ascendente en dos casos. No hubo lesión de coronarias en esta serie. Cuatro pacientes presentaron pericarditis postraumática. La mortalidad fue de 20% (cinco pacientes). Discusión: el traumatismo cardíaco implica una gama de presentaciones clínicas, en nuestra serie el tamponade se observó como un factor pronóstico positivo, la mortalidad se presentó asociada a proyectil de arma de fuego y lesiones asociadas de la aorta ascendente, no es indispensable una bomba de circulación extracorpórea en la mayoría de los enfermos.


Palabras clave: Corazón, cardiorrafia, traumatismo cardíaco.


REFERENCIAS

  1. Cited by. Asensio JA, Stewart BM, Murria J, Fox AH, Falabella A, Gómez H, et al. Penetrating cardiac injuries. Surg Clin Am 1996;76:685-724.

  2. Homero. La Iliada. Rapsody XIII. Lines 364-367. Page 166, 3rd ed. Mexico: Editora Latinoamericana, S.A.; 1963. Translation from the Greek Leconte de Lisle. Spanish version, de la Mata G.

  3. Richardson D, Miller F, Carrillo E, Spain D. Traumatismos complejos del tórax. Surg Clin North Am 1996;4:725-750.

  4. Acuña R, García D, Velasco R, Torres R, et al. Trauma cardíaco por arma blanca: informe de diez pacientes. Cir Gen 1993;15:116-120.

  5. Badhwar V, Mulder D. Thoracoscopy in the trauma patient: what is role? J Trauma 1996;40:1047.

  6. Davies M, Britz M. Subxiphoid pericardial windows. Helpful in selected cases. J Trauma 1990;30:1399-1401.

  7. Almanza S, García R, Herrera J. Adiestramiento quirúrgico en trauma Edo. de México, México: Ediciones ARDA;1998.pp.67-81.

  8. Boyd M, Vanek V, Bourguet C. Emergency room resuscitative thoracotomy. When is it indicated? J Trauma 1992;33:714-721.

  9. Buchman T, Phillips J, Menker J. Recognition resuscitation and management of patients with penetrating cardiac injuries. Surg Gynecol Obstet 1992;174:205-210.

  10. Buckman R, Badellino M, Mauro L, Cen R, et al. Penetrating cardiac wounds: prospective study of factors in gluencing initial resuscitation. J Trauma 1993;34:717-727.

  11. Macho J, Markinson R, Schecter W. Cardiac stapling in the management of penetrating injuries to the heart: rapid control of hemorrhage and decrease ri of personal contamination. J Trauma 1993;34: 711-716.

  12. Durham L, Richardson R, Wall M, Wall J, et al. Emergency center thoracotomy: impact of prehospital resuscitation. J Trauma 1992;32:775-779.

  13. Lorenz P, Steinmetz B, Lieberman J, Schecter W, et al. Emergency thoracotomy: survival correlates with physiologic status. J Trauma 1992;32:780-788.

  14. Wait M, Mueller M, Barth J, Brickner E, et al. Traumatic coronary sinocameral fistula from a penetrating cardiac injury: case report and review of the literature. J Trauma 1994;36:894-897.

  15. Reissman P, Rivkind A, Jurim O, Simon D. Case report: the management of penetrating cardiac trauma with major coronary artery injury; is cardiopulmonary bypass essential? J Trauma 1992;33:773-775.

  16. Kim F, Moore F, Read R. Trauma surgeons can render definitive surgical care for major thoracic injuries. J Trauma 1994;36:871-875.

  17. Wall M, Mattox K, Dai C, Baldwin J. Acute management of complex cardiac injuries. J Trauma 1997;42:905-912.

  18. Asensio JA, Berne J, Demetriades D, Linda C, Murray J, Falabella A, Gómez H, et al. One hundred dive penetrating injuries: a 2 year prospective evaluation. J Trauma 1998;44:1073-1082.

  19. Asensio JA, Murray J, Demetriades D, Berne J, Cornwell E, Velamos G, Gómez H, et al. Penetrating cardiac injuries: a prospective study of variables predicting outcomes. J Am Coll Surg 1998;186:24-34.

  20. Beck CS. Two cardiac compression triads. JAMA 1935;104:714.



>Revistas >Cirugía y Cirujanos >Año2003, No. 1
 

· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 
       
Derechos Resevados 2007