Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Medicina Cutánea Ibero-Latino-Americana
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio


ENVÍO DE ARTÍCULOS






>Revistas >Medicina Cutánea Ibero-Latino-Americana >Año 2004, No. 6


Escobar CM, Zuluaga A
Nuevos antimicóticos y su uso en dermatología
Med Cutan Iber Lat Am 2004; 32 (6)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 39
Paginas: 231-242
Archivo PDF: 268.56 Kb.

[Texto completo - PDF]

RESUMEN

Después del descubrimiento de los primeros antimicóticos hace aproximadamente 5 décadas, se ha dado un constante desarrollo de estos agentes terapéuticos.Debido al aumento de resistencia a los antimicóticos, toxicidad, interacciones medicamentosas así como espectro subòptimo, se han desarrollado nuevos agentes: triazoles de segunda generación (voriconazol, posaconazol, ravuconazol, albaconazol), equinocandinas (caspofungina, anidulafungina, micafungina) entre otros.El voriconazol aprobado por la FDA para el tratamiento de la aspergillosis invasiva resistente a otras terapias. Las equinocandinas con alta selectividad contra la Candida spp., Aspergillus spp. y Pneumocistis carinii.En dermatología se ha usado con éxito el voriconazol para el tratamiento de dermatofitos, micosis profundas causadas por Fonseca pedrosoi, Paecilomyces lilacinus y Scedosporium apiospemum. El ravuconazol también ha sido usado con buen resultado para onicomicosis causada por dermatofitos y la caspofungina para el tratamiento de Aspergillus resistente a la anfotericina B.


Palabras clave: antimicóticos, micosis emergentes.


>Revistas >Medicina Cutánea Ibero-Latino-Americana >Año2004, No. 6
 
 Buscar   Avanzada 


· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 
       
Derechos Resevados 2007