Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Gaceta Médica de México
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Gaceta Médica de México >Año 2004, No. S1


Aguirre-García J, Ridaura-Sanz C
Los casos clínicopatológicos
Gac Med Mex 2004; 140 (S1)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 8
Paginas: 53-56
Archivo PDF: 44.19 Kb.


Texto completo




RESUMEN

La discusión de los casos clinicopatológicos fue iniciada por el Dr. Richard C. Cabot en el Hospital General de Massachussets a principios del siglo pasado y en corto tiempo se convirtió en uno de los instrumentos de enseñanza de la medicina más popular en todo el mundo. A pesar de que hay algunas diferencias entre el diagnóstico de un paciente en la vida real y el diagnóstico de un caso clínicopatológico, este último es un ejercicio de metodología diagnóstica de gran utilidad didáctica.
En las últimas décadas ha disminuido el interés por los casos clinicopatológicos como resultado de varios factores: el énfasis excesivo en el diagnóstico anatómico en detrimento de otros aspectos, como el estudio molecular de la enfermedad y la fisiopatología; la discusión de enfermedades poco comunes; la idea de que el propósito del patólogo es mostrar la ignorancia del comentarista; la limitación de la autopsia para explicar las alteraciones fisiopatológicas y la causa de la muerte en algunos casos; y el de los nuevos métodos de diagnóstico que resuelve las dudas en la mayoría de los pacientes.
Además, la reducción considerable en el número de autopsias ha ocasionado que en los casos seleccionados para las sesiones clinicopatológicas el diagnóstico final se haga por medio de una biopsia o un estudio de laboratorio o de imagen.
El caso ideal para que la discusión clinicopatológica conserve su papel como instrumento de enseñanza es un caso de autopsia con suficiente información clínica, de laboratorio y/o de estudios de imagen.


Palabras clave: Autopsia, enseñanza, correlación clínicopatológica.


REFERENCIAS

  1. Ingelfinger FJ. Castleman of the CPC´S. N Engl J Med 1974;291:250-251.

  2. Scully RE, Vickery AL Jr. Surgical pathology at the hospitals of Harvard Medical School, In: Rosai J. Guiding the surgeon´s hand. The history of American surgical pathology. Washington D.C., USA: Armed Forces Institute of Pathology; 1997. Pp. 87-110.

  3. Scully RE. Ben Castleman champion of the CPC. N Engl J Med 1982;307:370-371.

  4. Relman AS, Lipkin M. Scully RE. Are the case records obsolete? Two views. N Engl J Med 1979;301:1112-1116.

  5. Harris NL. Case records of the Massachusetts General Hospital-Continuing to learn from the patient. N Engl J Med 2003;348:2252-2254.

  6. Garduño Espinosa A, Heshiki Nakandakari L, Ridaura Sanz C. Las sesiones anatomoclínicas en México en los albores del Siglo XXI. Rev Panam Salud Publica 1998;4:424-428.

  7. Lifshitz A. Resolviendo el ejercicio clinicopatológico (o cómo nadar fuera de la alberca). La práctica de la medicina clínica en la era tecnológica. Universidad Nacional Autónoma de México. Facultad de Medicina. Instituto Mexicano del Seguro Social. México D.F. pp. 39-44.

  8. Citado por Oliva Aldamiz H. Ángel Peña, el maestro prosector. Patología (Méx) 1997;35:5-11.



>Revistas >Gaceta Médica de México >Año2004, No. S1
 

· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 






       
Derechos Resevados 2019