Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Cirugía y Cirujanos
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Cirugía y Cirujanos >Año 2010, No. 4


Sánchez-Hernández AR, Arroyo-Yllanes ME, Pérez- Pérez JF, Murillo-Murillo L
Exotropía consecutiva permanente en niños tratados con toxina botulínica
Cir Cir 2010; 78 (4)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 63
Paginas: 296-301
Archivo PDF: 255.46 Kb.


Texto completo




RESUMEN

Introducción: La endotropía congénita es el tipo de estrabismo más frecuente. La toxina botulínica constituye una opción terapéutica con resultados variables. Objetivo: determinar la frecuencia y factores relacionados con la exotropía consecutiva permanente en pacientes con endotropía congénita tratados con toxina botulínica.
Material y métodos: Revisión retrospectiva de pacientes con diagnóstico de endotropía congénita y tratados con toxina botulínica que continuaron con exotropía después de seis meses de seguimiento. Se analizaron antecedentes perinatales y posnatales, cicloplejía, magnitud de la desviación preaplicación, dosis y número de aplicaciones.
Resultados: De 84 pacientes, 12 (14.28%) quedaron con exotropía: seis hombres y seis mujeres. El rango de edad fue de cinco meses a dos años con una media de 10.75 meses. La endotropía inicial fue de 20 a 50 dioptrías prismáticas (dp) con un promedio de 37.9 ± 9.64. Previo altratamiento, un paciente tuvo variabilidad en la magnitud de la desviación. Al máximo seguimiento, la magnitud de la exotropía fue de 10 a 40 dp, con un promedio de 18 ± 8.01; en cinco pacientes se observó variabilidad en la magnitud del ángulo de desviación con un rango de 10 a 40 dp, y en siete la desviación fue estable con una media de 20 dp; 11 pacientes tenían datos de retraso psicomotor (91.66%) y en uno no se identificaron antecedentes de importancia.
Conclusiones: La alteración neurológica es la característica más frecuente en los pacientes con exotropía consecutiva permanente posterior a la aplicación de toxina botulínica.


Palabras clave: Endotropía congénita, exotropía consecutiva, toxina botulínica.


REFERENCIAS

  1. Romero-Apis D. Estrabismo. México: Auroch; 2002. pp. 53-55.

  2. Arroyo-Yllanes ME. Temas selectos de estrabismo. México: Centro Mexicano de Estrabismo; 1993. pp. 3-31.

  3. Prieto-Díaz J, Souza-Dias C. Estrabismo. 5ª ed. Buenos Aires: Ediciones Científicas Argentinas; 2005. pp. 160-163.

  4. Andériz-Pernaut B, Giñer-Muñoz ML, Cardona-Martín L. Esotropías precoces, clasificación, etiopatogenia, clínica, diagnóstico y tratamiento. Acta Estrabol 2000;29:1-14.

  5. Schworm HD, Rudolph G. Comitant strabismus. Curr Opin Ophthalmol 2000;11:310-317.

  6. Cantó-Rivera LM, Huerva V. Frecuencia de estrabismo en la prematuridad. Acta Estrabol 1998;27:151-157.

  7. Gallegos-Duarte M. Estigma y origen de la endotropía congénita. Rev Mex Oftalmol 2005;79:10-16.

  8. Murillo-Correa C. Temas selectos de estrabismo. 2ª ed. México: Centro Mexicano de Estrabismo; 2005. pp. 1-15.

  9. Moguel-Ancheita S, Orozco-Gómez L. Cambios metabólicos en la corteza cerebral relacionados con el tratamiento de estrabismo. Resultados preliminares con SPECT. Cir Cir 2004;72:165-170.

  10. Gallegos-Duarte M, Moguel-Ancheita S. Etiopatogenia del nistagmo de la mirada lateral en endotropía congénita. Sus características y sus posibilidades de tratamiento. Rev Mex Oftalmol 2004;78:219-223.

  11. Lang J. The congenital strabismus syndrome. Strabismus 2000;8:195- 199.

  12. Prieto-Díaz J, Souza-Dias C. Strabismus. 4th ed. Boston: Butterworth- Heinemann; 1999. pp. 132-142.

  13. Rowe FJ. Long-term postoperative stability infantile esotropia. Strabismus 2000;8:3-13.

  14. Ramos-Castelluccio M, Pérez-Pérez JF, Arroyo-Yllanes ME. Estabilidad en la retroinserción amplia de los rectos internos para el tratamiento de la endotropía congénita. Rev Mex Oftalmol 2005;79:75-78.

  15. Scott AB. Pharmacologic weakening of extraocular muscles. Invest Ophthal Vis Sci 1973;12:924-927.

  16. Scott AB. Botulinum toxin: treatment of strabismus. Focal Points 1989;VII:1-11.

  17. Scott AB, Magoon EH, McNeer KW. Botulinum treatment of strabismus in children. Trans Am Ophthal Soc 1989;87:174-184.

  18. Scott AB. Botulinum toxin injection into extraocular muscles as an alternative to strabismus surgery. Ophthalmology 1980;87:1044-1049.

  19. Kaltreider SA, Kennedy RH, Woog JJ. Cosmetic oculofacial applications of botulinum toxin: a report by the American Academy of Ophthalmology. Ophthalmology 2005;112:1159-1167.

  20. O'Day J. Use of botulinum toxin in neuro-ophthalmology. Curr Opin Ophthalmol 2001;12:419-422.

  21. Scott AB. Development of botulinum toxin therapy. Dermatol Clin 2004;22:131-133.

  22. Jordan DR, Anderson RL. Essential blepharospasm. Focal Points 1988;VI:1-12.

  23. Jankovic J. Therapeutic uses of botulinum toxin. N Engl J Med 1991; 324:1186-1194.

  24. López-Del Val LJ, Castro-García A. Toxina botulínica. Aplicaciones terapéuticas. Barcelona, España: Masson; 2002. pp. 1-49.

  25. Scott AB, Magoon EH, McNeer KW, Stager DR. Botulinum treatment of childhood strabismus. Ophthalmology 1990;97:1434-1438.

  26. McNeer KW, Spencer RF, Tucker MG. Observations on bilateral simultaneous botulinum toxin injection in infantile esotropia. J Pediatr Ophthalmol Strabismus 1994;31:214-219.

  27. McNeer KW, Tucker MG, Spencer RF. Management of essential infantile esotropia with botulinum toxin A: review and recommendations. J Pediatr Ophthalmol Strabismus 2000;37:63-67.

  28. Gómez de Liaño-Sánchez R, Rodríguez-Sánchez JM, De Andrés ML, Gómez de Liaño-Sánchez P. Tratamiento del estrabismo convergente con cirugía o con toxina botulínica. Acta Estrabol 1996;25:147-153.

  29. Gómez de Liaño-Sánchez R, Rodríguez-Sánchez JM, De Andrés ML, Gómez de Liaño-Sánchez P. Tratamiento del estrabismo infantil mediante toxina botulínica. Acta Estrabol 1993;21:37-42.

  30. Gómez de Liaño-Sánchez P. Toxina botulínica en el tratamiento del estrabismo. Resultado sensorial y motor. Acta Estrabol 1995;24:183- 188.

  31. Repka MX, Lam GC, Morrison NA. The efficacy of botulinum neurotoxin A for the treatment of complete and partially recovered chronic sixth nerve palsy. J Pediatr Ophthalmol Strabismus 1994;31:79-83.

  32. Moguel-Ancheita S, Martínez-Oropeza S, Orozco-Gómez LP. Aplicaciones de toxina botulínica en estrabismo. Rev Mex Oftalmol 1997;71:194-200.

  33. Toledo R, Saucedo A. Resultado en endotropías no acomodativas tratadas con toxina botulínica. Rev Mex Oftalmol 2006;80:64-68.

  34. Moguel-Ancheita S. Tratamiento del estrabismo con toxina botulínica. Rev Mex Pediatr 2000;67:166-171.

  35. Campos EC, Schiavi C, Bellusci. Critical age of botulinum toxin treatment in eseential infantile esotropia. J Pediatr Ophthalmol Strabismus 2000;37:328-332.

  36. Horgan SE, Lee JP, Bunce C. The long-term use of botulinum toxin for adult strabismus. J Pediatr Ophthalmol Strabismus 1998;35:9-19.

  37. McNeer KW, Tucker MG, Guerry CH, Spencer RF. Incidence of stereopsis after treatment of infantile esotropia with botulinum toxin A. J Pediatr Ophthalmol Strabismus 2003;40:288-292.

  38. Hauviller V. Estrabismo en la afaquia infantil: su tratamiento con toxina botulínica. Memorias del XIII Congreso del Consejo Latinoamericano de Estrabismo. México: Consejo Latinoamericano de Estrabismo; 1997. pp. 96-98.

  39. Merino P, Gómez de Liaño P, García C, Bartolomé G, Rodríguez C, De Juan L. Parálisis bilateral del IV par y toxina botulínica. Arch Soc Esp Oftalmol 2004;79:119-124.

  40. Carruthers J. The treatment of congenital nystagmus with botox. J Pediatr Ophthalmol Strabismus 1995;32:306-330.

  41. Ruiz-Guerrero M, Moreno-López M, Álvarez-García MT, García-de Arriba S, Núñez-Sánchez A. Desviación vertical disociada y síndromes alfabéticos en la endotropía congénita tratada con toxina botulínica. Acta Estrabol 1997;26:73-79.

  42. Campomanes G. Tratamiento con toxina botulínica en endotropía congénita. En: Memorias del XIII Congreso del Consejo Latinoamericano de Estrabismo. México: Consejo Latinoamericano de Estrabismo; 1997; pp. 104-105.

  43. Moguel-Ancheita S, Dixon-Olvera S, Martínez-Oropeza S, Orozco- Gómez LP. Utilidad de la toxina botulínica en el tratamiento del estrabismo en enfermedades sistémicas. Arch Soc Esp Oftalmol 2003;78:9- 14.

  44. Scott AB. Tratamiento del estrabismo con toxina botulínica. En: Actualidades del estrabismo latinoamericano. México: CIBA Vision; 1998. pp. 377-393.

  45. Abundi V, Fandiño A. Uso de la toxina botulínica tipo A como tratamiento alternativo en la esotropía infantil. Arch Oftalmol B Aires 2005;78:66-76.

  46. Arroyo-Yllanes ME, Pérez-Pérez JF, Murillo-Murillo, L. Resultados con la aplicación de toxina botulínica en pacientes con endotropía y retraso psicomotor. Cir Cir 2009;77:9-12.

  47. Tejedor J, Rodríguez JM. Management of nonresolving consecutive exotropia following botulinum toxin treatment of chilhood esotropia. Arch Ophtalmol 2007;125:1210-1213.

  48. García-Sánchez B, Gómez de Liaño P, Merino P. Exotropía consecutiva con toxina botulínica. Acta Estrabol 2006;2:69-74.

  49. Huber A. Botulinum toxin in the treatment of paralytic strabismus. Neuro-Ophthalmology 1996;16:11-14.

  50. McNeer KW, Tucker MG, Spencer RF. Botulinum toxin management of essential infantile esotropia in children. Arch Ophthalmol 1997;115:1411-1418.

  51. McNeer KW. Efficacy of botulinum toxin injection in infantile esotropia. Invest Ophthalmol Vis Sci 1991;32:1241-1245.

  52. McNeer KW, Tucker MG, Spencer RF. Botulinum toxin therapy for essential infantile esotropia in children. Arch Ophthalmol 1998;116:701- 703.

  53. Magoon EH. Chemodenervation of strabismic children. A 2- to 5-year follow-up study compared with shorter follow-up. Ophthalmology 1989;96:931-34.

  54. Biglan AW, Burnstine RA, Rogers GL, Saunders RA. Management of strabismus with botulinum toxin. Ophthalmology 1989;96:935-943.

  55. Gómez de Liaño R, Rodríguez JM, Zato MA, Gómez de Liaño P. Toxina botulínica en el tratamiento del estrabismo: factores que influyen en el resultado. Arch Soc Esp Oftalmol 1993;64:61-66.

  56. Castellanos-Bracamontes A, Mozo-Cueto A. Estrabismos de ángulo variable y su relación con la mala visión y el retraso psicomotor. Bol Med Hosp Infant Mex 1990;47:820-832.

  57. Trejo-Morán A, Arroyo-Yllanes ME, Jeppesen-Martinez E, Arroyo- Moreno JA. Endotropía de ángulo variable: factores etiopatogénicos. Rev Mex Oftalmol 1994;68:191-194.

  58. Moguel-Ancheita S, Martínez-Oropeza S, Orozco-Gómez LP. Tratamiento con toxina botulínica para estrabismo con retraso psicomotor. Arch Soc Esp Oftalmol 2004;79:443-448.

  59. Mwanza JC, Nkidiaka CM, Kayembe DL, Maillet CY, Mukau EJ, Tuela MR. Ophthalmologic abnormalities in mentally retarded. Bull Soc Belge Ophthalmol 2000;277:75-78.

  60. Arroyo-Yllanes ME, Manzo-Villalobos G, Pérez-Pérez JF, Garrido E. Strabismus in patients with cerebral palsy. Am Orthop J 1999;49:141-144.

  61. Becerril-Carmona AF, Arroyo-Yllanes ME, Paciuc-Beja M. Alterations of ocular motility in Down syndrome. Am Orthopt J 1997;47:181- 188.

  62. Tamura EE, Hoyt CS. Oculomotor consequences of intraventricular hemorrhages in premature infants. Arch Ophthalmol 1987;105:533- 535.

  63. Balkan RJ, Poole, T. A five-year analysis of botulinum toxin type A injections: some unusual features. Ann Ophthalmol 1991;23:326-333.



>Revistas >Cirugía y Cirujanos >Año2010, No. 4
 

· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 






       
Derechos Resevados 2019