Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Cirujano General
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Cirujano General >Año 2011, No. 1


Magaña SIJ, Torres SJJ, García-Núñez LM, Núñez-Cantú
Conceptos básicos de balística para el Cirujano General y su aplicación en la evaluación del trauma abdominal
Cir Gen 2011; 33 (1)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 22
Paginas: 48-53
Archivo PDF: 287.83 Kb.


Texto completo




RESUMEN

Objetivo: Proporcionar al Cirujano General los conceptos básicos de balística que le permitirán analizar y valorar adecuadamente la intensidad de las lesiones que puede encontrar en un paciente con heridas por proyectiles de armas de fuego (HPAF).
Sede: Hospital Central Militar, Secretaría de la Defensa Nacional, México, D.F.
Diseño: Revisión de la literatura.
Material y métodos: Se analiza la definición y conceptos de balística interna, externa y terminal o de efectos y factores que afectan el comportamiento del proyectil durante su trayectoria y que, secundariamente, modificarán sus efectos en los tejidos corporales.
Resultados: La energía cinética que corresponde a la energía liberada es producto de la masa (peso y tamaño del proyectil) por la velocidad del mismo al cuadrado entre dos; por tanto a mayor tamaño del proyectil, es mayor la energía liberada (un proyectil con el doble de masa que otro libera el doble de energía) y a mayor velocidad, mayor energía (el doble de velocidad, aumenta 4 veces la energía liberada). Los factores que afectan el comportamiento del proyectil durante su trayectoria y que, secundariamente, modificarán sus efectos en los tejidos corporales, son: velocidad, perfil, estabilidad, poder de expansión y/o fragmentación y la presencia de impactos secundarios. La velocidad probablemente sea el factor más importante en la evaluación de una HPAF, ya que es la que determina la trayectoria del proyectil, a mayor velocidad la trayectoria es más recta y si la distancia es corta el proyectil mantiene prácticamente toda su energía. Los proyectiles no son estériles al expulsarse, por lo que es de capital importancia considerar contaminada cualquier herida por proyectil de arma de fuego que se presente e iniciar de inmediato un esquema de antibióticos apropiado. Las únicas indicaciones válidas para extraer un PAF serían cuando se encuentren intracardiacos, intra-articulares o en la proximidad de una articulación y/o vaso importante.
Conclusión: Los factores que un cirujano debe considerar para evaluar el posible potencial de daño tisular en caso de heridas por proyectiles de arma de fuego son: tipo de arma, distancia a la que se hizo el disparo, debe intentar conocer el sitio del impacto determinando el orificio de entrada y la posición de la víctima al recibir el impacto; como factores auxiliares debe conocerse el número de disparos. Una vez en presencia de la lesión, determinar la severidad de la misma conociendo las características físicas de los diferentes tejidos y su resistencia al daño.


Palabras clave: Herida por proyectil de arma de fuego, balística.


REFERENCIAS

  1. Ruiz-Speare O. Balística. En: Ruiz-Speare O. Heridas por proyectil de arma de fuego. México D.F. Editorial Alfil, 2007: 21-33.

  2. Leppäniemi A. Global trends in trauma. Trauma 2004; 6: 193-203.

  3. MacKenzie E, Fowler C. Epidemiology. In: Moore E, Feliciano D, Mattox K. Trauma. 5th edition, McGraw-Hill Medical Publishing Division, United States 2004: 21-39.

  4. Bartlett CS, Helfet DL, Hausman MR, Strauss E. Ballistics and gunshot wounds: effects on musculoskeletal tissues. J Am Acad Orthop Surg 2000; 8(1): 21-36.

  5. Ordog GJ, Wasserberger J. Balasubramaniam S Shotgun wound ballistics. J Trauma 1988; 28(5): 624-631.

  6. Santucci RA, Chang YJ. Ballistics for physicians: myths about wound ballistics and gunshot injuries. J Urol 2004; 171: 1408-1414.

  7. Fackler ML. Gunshot wound review. Ann Emerg Med 1996; 28: 194-203.

  8. Volgas DA, Stannard JP, Alonso JE. Ballistics: a primer for the surgeon. Injury 2005; 36: 373-9.

  9. Simpson BM, Grant RE. A synopsis of urban firearm ballistics: Washington, DC model. Clin Orthop Relat Res 2003; (408): 12-16.

  10. Walker ML, Poindexter JM Jr, Stovall I. Principles of management of shotgun wounds. Surg Gynecol Obstet 1990; 170: 97-105.

  11. Parks WH. Shotgun wound ballistics. J Trauma 1989; 29: 272.

  12. Manzano-Trovamala FJR, Guerrero MMG, Arcaute VF. Balística: Balística de efectos o balística de las heridas. Cir Gen 2001; 23(4): 266-272.

  13. Verleisdonk EJ. Gunshot wounds, firearms and wound ballistics. Ned Tijdschr Geneeskd 2002; 146: 1271-1275.

  14. Hollerman JJ, Fackler ML, Coldwell DM, Ben-Menachem Y. Gunshot wounds: 1. Bullets, ballistics, and mechanisms of injury. AJR Am J Roentgenol 1990; 155: 685-690.

  15. Fackler ML. Ballistic injury. Ann Emerg Med 1986; 15: 1451-1455.

  16. Peters CE, Sebourn CL, Crowder HL. Wound ballistics of unstable projectiles. Part I: projectile yaw growth and retardation. J Trauma 1996; 40(3 Suppl): S10-15.

  17. Von See C, Stuehmer A, Gellrich NC, Blum KS, Bormann KH, Rücker M. Wound ballistics of injuries caused by handguns with different types of projectiles. Mil Med 2009; 174(7): 757-761.

  18. Swift B, Rutty GN. The exploding bullet. J Clin Pathol 2004; 57: 108.

  19. Maiden N. Ballistics reviews: mechanisms of bullet wound trauma. Forensic Sci Med Pathol 2009; 5: 204-209.

  20. Iwata T, Inoue K, Hige M, Yamazaki K, Kawata Y, Suehiro S. Multiple thoracoabdominal gunshot wounds with complicated trajectories. Jpn J Thorac Cardiovasc Surg 2006; 54: 444-447.

  21. Jussila J. Wounding potential of handgun bullets--the relative damage index. Ann Med Milit Fenn 2000; 75: 125-34.

  22. Harcke HT, Levy AD, Getz JM, Robinson SR. MDCT analysis of projectile injury in forensic investigation. AJR Am J Roentgenol 2008; 190: W106-11.



>Revistas >Cirujano General >Año2011, No. 1
 

· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 






       
Derechos Resevados 2019