Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Cirujano General
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Cirujano General >Año 2013, No. S2


Iglesias M, Butrón P, Alberú-Gómez J, Leal P, Jáuregui L, Zamudio J, Santander S, Ricaño D, Bravo RL, Rodríguez E, Cervantes R
La importancia de no quedarse con los brazos cruzados: trasplante de extremidad superior
Cir Gen 2013; 35 (S2)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 18
Paginas: 133-138
Archivo PDF: 226.52 Kb.


Texto completo




RESUMEN

Los trasplantes de mano y/o extremidad superior (ES) son denominados aloinjertos compuestos vascularizados. Son considerados como un tratamiento quirúrgico emergente para la reconstrucción de la ES. Aun cuando se encuentran en fase clínica experimental, éstos han demostrado ofrecer una mejor calidad de vida a los pacientes, ya que les permiten ser independientes. Hasta el 2012, se habían reportado 51 pacientes trasplantados de mano y/o ES, de los cuales 30 fueron unilaterales y 21, bilaterales. Raros son los casos trasplantados al nivel del antebrazo proximal o brazo. La razón de ello es lo prolongado de la regeneración nerviosa. Nuestro objetivo es presentar el primer caso exitoso de trasplante de antebrazo proximal realizado en México. Se trata de un paciente masculino de 52 años que presentó amputación de ambas extremidades superiores al nivel del tercio proximal de los antebrazos, a consecuencia de una quemadura eléctrica. El trasplante fue realizado el 18 de mayo del 2012. Su tratamiento de inducción fue con globulina antitimocito a una dosis de 1.5 mg/kg/día durante cinco días. El mantenimiento inmunosupresor es con prednisona, tacrolimus y mofetil micofenolato. Su evolución ha sido con inicio de la movilidad de la musculatura extrínseca a partir del cuarto mes, y de la musculatura intrínseca a partir del onceavo mes postrasplante. Así mismo, a los 11 meses postrasplante presenta discriminación al calor-frío en ambas manos. Actualmente, el paciente puede comer comida preparada, bañarse, vestirse con dificultad, cepillarse los dientes y escribir. El resultado final debe ser evaluado al tercer año postrasplante.


Palabras clave: Trasplante, aloinjertos compuestos vascularizados, trasplante de mano, trasplante de extremidad superior.


REFERENCIAS

  1. Tintle SM, Baechler MF, Nanos GP 3rd, Forsberg JA, Potter BK. Traumatic and trauma-related amputations: Part II: Upper extremity and future directions. J Bone Joint Surg Am. 2010; 92: 2934-2945.

  2. The DASH outcome measure. [Internet]. Mayo, 2013. Disponible en: http://www.dash.iwh.on.ca/system/files/quickdash_questionaire_2010.pdf

  3. Gayoso OM. Consecuencias Psicológicas de las Amputaciones. [Internet]. Madrid: Universidad Rey Juan Carlos; 2013. Disponible en: http://www.discapacidadonline.com/wpcontent/uploads/2012/01/consecuencias-psicologicas-amputacion.pdf

  4. Toombs, K. What does it mean to be “somebody”? Phenomenological reflections and ethical quandaries. En: Cherry MJ (ed.) Persons and their bodies: rights, responsibilities, relationships. Dordrech: Kluwer Academic Publishers; 1999. pp. 73-94.

  5. World Experience Hand Transplantation. [Internet]. Mayo, 2013. Disponible en: http://www.handregistry.com/page.asp?page=4

  6. Petruzzo P, Lanzetta M, Dubernard JM. The International Registry on Hand and Composite Tissue Transplantation. Transplantation. 2010; 90: 1590–1594.

  7. Comunicación personal del Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, 2010.

  8. Landin L, Bonastre J, Casado-Sánchez C, et al. Outcomes with respect to disabilities of the upper limb after hand allograft transplantation: a systematic review. Transplantantion. 2012; 25: 424–432.

  9. The Department of Health and Human Services, USA. Organ procurement and transplantation network. Federal Register. 2011; 76: 78216-78224.

  10. Edrich T, Cywinsky JB, Colomina MJ. Perioperative management of face transplantation: a survey. Anesth Analg. 2012; 115: 668-670.

  11. Schneeberger S, Ninkovic M, Gablb M, Ninkovicc M, Hussld H, Riegere M, et al. First forearm transplantation: outcome at 3 years. Am J Transplantation. 2007; 7: 1753–1762.

  12. Capítulo VI Salud en el Trabajo-IMSS. [Internet]. Mayo, 2013. Disponible en : www.imss.gob.mx/estadisticas/financieras/.../2011/06_SaludTrabajo.xls

  13. Salinas S, Lozada ME, Rodríguez T, et al. Las lesiones por riesgo de trabajo en el Instituto Mexicano del Seguro Social. Coordinación de Salud del Trabajo, área riesgos de trabajo. IMSS. 1992-1996. Disponible en: www.cofemermir.gob.mx/.../12790.66.59.1.

  14. Iglesias M, Butron P, Santander S, et al. Programa de alotrasplante de extremidad superior en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. Cir Plast. 2009; 19: 85-92.

  15. Cavadas PC, Ibañez J, Thione A, Alfaro L. Bilateral trans-humeral arm transplantation: result at 2 years. Am J Transpl. 2011; 11: 1085-90.

  16. Özkan Ö, Demirkan F, Dinckan A, et al. First double hand transplantation in Turkey. J Trans Proceed. 2011; 43: 3557-3560.

  17. Petruzzo P, Badet L, Gazarian A, Lanzetta M, Parmentier H, Kanitakis J, et al. Bilateral hand transplantation: six years after the first case. American Journal of Transplantation. 2006; 6: 1718-1724.

  18. Schneeberger S, Gorantla VS, Brandacher G, et al. Upper-extremity transplantation using a cell-based protocol to minimize immunosuppression. Ann Surg. 2013; 257: 345-351.



>Revistas >Cirujano General >Año2013, No. S2
 

· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 






       
Derechos Resevados 2019