Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Dermatología Revista Mexicana
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Dermatología Revista Mexicana >Año 2017, No. 5


Frías-De León MG, Porras-López C, Martínez-Villarreal JD, Villagómez-Figueroa O, Acosta-Altamirano G, Arenas R, Martínez-Herrera E
Tinea capitis. Datos epidemiológicos actuales en una región subtropical de Mesoamérica (Guatemala)
Dermatología Rev Mex 2017; 61 (5)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 22
Paginas: 371-378
Archivo PDF: 586.75 Kb.


Texto completo




RESUMEN

Antecedentes: la tinea capitis afecta pelo y piel cabelluda de niños, rara vez afecta a adultos. Se clasifica como seca o inflamatoria. Los principales agentes causales son Trichophyton tonsurans, T. mentagrophytes, T. rubrum, Microsporum canis y M. gypseum; sin embargo, la causa varía según la localización geográfica y las condiciones climáticas, por ello es importante analizar periódicamente los datos epidemiológicos.
Objetivo: analizar los datos epidemiológicos de la tinea capitis en Guatemala.
Material y Método: estudio retrospectivo, descriptivo y transversal en el que se analizaron los registros de pacientes con sospecha clínica de tinea capitis en una institución de salud de Guatemala (2005-2016). Se consideró la edad, género, procedencia de los pacientes, variedad clínica, tiempo de evolución, tipo de parasitación, causa y factores de riesgo.
Resultados: de 980 pacientes con sospecha clínica de tinea capitis, 325 resultaron con KOH o cultivo positivo (o ambos), 56% eran varones; 89% eran niños menores de 10 años. El 59% de los pacientes provenía de zonas urbanas. La forma clínica seca (67%) y la invasión ectoendótrix fueron las más comunes. El tiempo de evolución fue de dos días a seis años. El hongo más frecuente fue M. canis (82%). Se encontraron tres coinfecciones por: T. tonsurans–M. gypseum, T. mentagrophytes-M. canis y T. rubrum–M. canis. El principal factor de riesgo asociado fue la convivencia con animales.
Conclusiones: la tinea capitis en Guatemala es causada principalmente por M. canis, predomina la forma seca en niños de zonas urbanas asociada con contacto con animales.


Palabras clave: tinea capitis, Microsporum, Trichophyton.


REFERENCIAS

  1. Ayaya SO, Kamar KK, Kakai R. Aetiology of Tinea capitis in school children. East Afr Med J 2001;78(10):531-535.

  2. Kundu D, Mandal L, Sen G. Prevalence of Tinea capitis in school going children in Kolkata. West Bengal J Nat Sci 2012;3(2):152-155.

  3. Del Boz-González J. Tinea capitis: Trends in Spain. Actas Dermosifiliogr 2012;103(4):288-293.

  4. Arrazola-Guerrero J, Isa-Isa R, Torres-Guerrero E, Arenas R. Tiña de la cabeza: descripción de los hallazgos dermatoscópicos en 37 pacientes. Rev Iberoam Micol 2015;32(4):242-246.

  5. Khosravi R, Shokri H, Vahedi G. Factors in etiology and predisposition of adult tinea capitis and review of published literature. Mycopathologia 2016;181(5-6):371-378.

  6. Zuluaga, A, Cáceres DH, Arango K, de Bedout C y col. Epidemiología de la tinea capitis: 19 años de experiencia en un laboratorio clínico especializado en Colombia. Infectio 2016;20(4):225-230.

  7. Padilla-Desgarennes MC, Bernabé del Río C, Venadero Albarrán F. Tiña microspórica atípica de la cabeza. Rev Cent Dermatol Pascua 2009;18(2):68-71.

  8. Rebollo N, López-Barcenas, AP, Arenas R. Tinea capitis, Tiña de la cabeza. Actas Dermo-Sifiliográficas 2008;99(2):91- 100.

  9. Weitzman I, Summerbell RC. The dermatophytes. Clin Microbiol Rev 1995;8(2):240-259.

  10. Fernandes S, Amaro C, Martins ML, Inácio J, et al. Kerion caused by Microsporum audouinii in a child. Medical Mycology Case Reports 2013;2:52-53.

  11. Torres-Guerrero E, Martínez-Herrera E, Arroyo-Camarena S, Porras C, et al. Kerion Celsi: A report of two cases due to Microsporum gypseum and Trichophyton tonsurans. Our Dermatol Online 2015;6(4):424-427.

  12. Anane S, Chtourou O. Tinea capitis favosa misdiagnosed as tinea amiantacea. Med Mycol Case Rep 2012;2:29-31.

  13. Hassan I, Rather PA, Sajad P. Favus in an elderly female: A rare occurrence. Indian J Dermatol 2013;58(5):411.

  14. Vallarelli AFA. Goya and tinea favosa. An Bras Dermatol 2014;89(6):992-994.

  15. Sanusi T, Gong J, Wang X, Zhao M, et al. Disseminated favus caused by Microsporum gypseum in a patient with systemic lupus erythematosus. Acta Derm Venereol 2016;96(2):270-271.

  16. Maraki S, Eirini-Mavromanolaki V. Epidemiology of dermatophytoses in Crete, Grece. Med Mycol J 2016;57(4):E69- E75.

  17. Hay RJ. Tinea capitis: Current status. Mycopathologia 2017;182:87-93.

  18. Balci E, Gulgun M, Babacan O, Karaoglu A, et al. Prevalence and risk factors of tinea capitis and tinea pedis in school children in Turkey. JPMA 2014;64:514-518.

  19. Arenas R, Torre E, Amaya M, Rivera ER y col. Tinea capitis. Emergencia de Microsporum audouinii y Trichophyton tonsurans en la República Dominicana. Actas Dermosifiliogr 2010;101(4):330-335.

  20. Martínez-Suárez H, Guevara-Cabrera N, Mena C, Valencia A y col. Tiña de la cabeza. Reporte de 122 casos. Dermatología CMQ 2007;5(1):9-14.

  21. Martínez E, de León S, Pérez E, Pacheco A y col. Tinea capitis. Informe de 60 casos con parasitación pilar y/o agente causal confirmado. Dermatología CMQ 2009;7(2):98-101.

  22. Bassyouni RH, El-Sherbiny NA, El Raheem TA, Mohammed BH. Changing in the epidemiology of tinea capitis among school children in Egypt. Ann Dermatol 2017;29(1):13-19.



>Revistas >Dermatología Revista Mexicana >Año2017, No. 5
 

· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 






       
Derechos Resevados 2019