Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Revista de la Asociación Dental Mexicana
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio


ENVÍO DE ARTÍCULOS






>Revistas >Revista de la Asociación Dental Mexicana >Año 2018, No. 1


Zerón A
Dejando las cosas claras
Rev ADM 2018; 75 (1)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas:
Paginas: 4-6
Archivo PDF: 212.55 Kb.


Texto completo




FRAGMENTO

Sobre el blanqueamiento o el aclaramiento dental. Las discromías dentales son la alteración o trastorno en la coloración o pigmentación de un órgano dental. La mayoría de alteraciones en el color de un diente pueden provenir por la acción de moléculas orgánicas que al mantenerse unidas producen el efecto de una discromía (del griego «dys», anomalía y «chróma», color). Las moléculas con dobles enlaces conjugados absorben selectivamente algunas longitudes de onda de luz y no absorben otras longitudes de onda, lo que produce el efecto de un diente más oscuro. Al usar un peróxido para romper los dobles enlaces conjugados en enlaces simples y moléculas más pequeñas, estas moléculas se vuelven translúcidas y la discromía tiende a desaparecer.​ El aclaramiento dental suele ser más estable y seguro por seguir un protocolo específico, gradual y controlado; mientras que el blanqueamiento dental tiende a ser desmineralizante, produciendo mayor hipersensibilidad por la deshidratación y la desorganización de las moléculas pigmentadas. La hipersensibilidad dentinaria después del blanqueamiento es probablemente uno de los efectos indeseables de pacientes y odontólogos. Los dientes con pulpa vital son los más propensos a resentir un blanqueamiento, vale aclarar que un diente sin pulpa no es un diente muerto, y un diente estéticamente no es blanco.


Palabras clave: Sin palabras Clave




>Revistas >Revista de la Asociación Dental Mexicana >Año2018, No. 1
 

· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 






       
Derechos Resevados 2019