Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Cirujano General
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Cirujano General >Año 2017, No. 4


Luna-Tovar A, Rodríguez LMR, Morales VR, Noriega UVM
Tratamiento quirúrgico del tórax inestable. ¿Dónde nos encontramos? Experiencia de un hospital privado
Cir Gen 2017; 39 (4)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 22
Paginas: 237-246
Archivo PDF: 463.68 Kb.


Texto completo




RESUMEN

Introducción: El trauma de tórax tiene implicaciones serias; representa el 20% de las muertes por trauma. El tórax inestable (TI), resultado de múltiples segmentos costales fracturados, agrava el problema y es responsable de una elevada morbilidad y mortalidad. Durante los últimos años, los pacientes se trataban con manejo del dolor y, en caso de requerirlo, estabilización neumática interna. En 1998, Tanaka y sus colaboradores compararon de forma prospectiva dicho manejo contra la estabilización quirúrgica; desde entonces, la evidencia científica ha mostrado resultados más favorables en pacientes que se someten a reducción abierta y fijación interna: se reduce la morbimortalidad, los días de estancia intrahospitalaria (EIH), los días de terapia intensiva con necesidad de ventilación mecánica y mejoran los resultados a largo plazo. Desde 2001, nuestro grupo inició la fijación de fracturas costales en pacientes con TI. Material y métodos: Este artículo muestra las distintas opciones que se han tenido para la estabilización quirúrgica a lo largo de los años; se presentan 11 casos de pacientes con diagnóstico de tórax inestable (TI), quienes fueron sometidos a manejo quirúrgico con fijación interna (RAFI) mediante sutura de alambre, sistemas de osteosíntesis maxilofacial y, en los últimos casos, dispositivos de titanio para fijación de fracturas como StraCos®. Resultados: En 16 años, 10 pacientes presentaron trauma torácico cerrado y uno trauma torácico penetrante. Los pacientes tuvieron ISS promedio de 30.2 (DE =14.39). La media de EIH fue de 21.8 días (DE = 11.14). La media de días de estancia en la unidad de cuidados intensivos (DEUCI) fue de 8.9 días (DE = 4.89). El número de fracturas costales fijadas (NFCF) y los DEUCI mostraron una correlación negativa importante, r (12) = -0.624, p = 0.039. A su vez, el NFC y los días en ventilación mecánica también mostraron una correlación negativa importante, r (12) = -0.698, p = 0.015, con el NFCF explicando el 48.7% de la variación encontrada en los días en ventilación mecánica (DVM). Se realizó una prueba t de muestra única analizando nuestros valores de DVM (m = 6.45, DE = 4.61) contra los reportados en la literatura, sin encontrar diferencia significativa, t (10) = 1.837, p = 0.096. El número de fracturas costales tratadas con fijación quirúrgica en los pacientes se asoció con una menor estancia en terapia intensiva y menos días de ventilación mecánica. Esta disminución no se encontró relacionada con los traumatismos agregados y procedimientos quirúrgicos de urgencia a los que se sometieron dichos pacientes. Conclusiones: La fijación quirúrgica de fracturas costales mostró un beneficio significativo en la evolución clínica de los pacientes presentados.


Palabras clave: Trauma de tórax, fracturas costales, tórax inestable, fijación quirúrgica, reconstrucción de la pared torácica.


REFERENCIAS

  1. Pettiford BL, Luketich JD, Landreneau RJ. The management of flail chest. Thorac Surg Clin. 2007; 17: 25-33.

  2. Miller LA. Chest wall, lung, and pleural space trauma. Radiol Clin North Am. 2006; 44: 213-224, viii.

  3. Fowler TT, Taylor BC, Bellino MJ, Althausen PL. Surgical treatment of flail chest and rib fractures. J Am Acad Orthop Surg. 2014; 22: 751-760.

  4. Bastos R, Calhoon JH, Baisden CE. Flail chest and pulmonary contusion. Semin Thorac Cardiovasc Surg. 2008; 20: 39-45.

  5. Paydar S, Mousavi SM, Niakan H, Abbasi HR, Bolandparvaz S. Appropriate management of flail chest needs proper injury classification. J Am Coll Surg. 2012; 215: 743-744.

  6. DeFreest L, Tafen M, Bhakta A, Ata A, Martone S, Glotzer O, et al. Open reduction and internal fixation of rib fractures in polytrauma patients with flail chest. Am J Surg. 2016; 211: 761-767.

  7. Sarani B, Schulte L, Diaz JJ. Pitfalls associated with open reduction and internal fixation of fractured ribs. Injury. 2015; 46: 2335-2340.

  8. Moreno-De La Santa Barajas P, Polo-Otero MD, Delgado Sánchez-Gracián C, Lozano-Gómez M, Toscano-Novella A, Calatayud Moscoso-Del Prado J, et al. Surgical fixation of rib fractures with clips and titanium bars (STRATOS System). Preliminary experience. Cir Esp. 2010; 88: 180-186.

  9. Bemelman M, van Baal M, Yuan JZ, Leenen L. The role of minimally invasive plate osteosynthesis in rib fixation: a review. Korean J Thorac Cardiovasc Surg. 2016; 49: 1-8.

  10. Tanaka H, Yukioka T, Yamaguti Y, Shimizu S, Goto H, Matsuda H, et al. Surgical stabilization of internal pneumatic stabilization? A prospective randomized study of management of severe flail chest patients. J Trauma. 2002; 52: 727-732; discussion 732.

  11. Leinicke JA, Elmore L, Freeman BD, Colditz GA. Operative management of rib fractures in the setting of flail chest: a systematic review and meta-analysis. Ann Surg. 2013; 258: 914-921.

  12. Jayle CP, Allain G, Ingrand P, Laksiri L, Bonnin E, Hajj-Chahine J, et al. Flail chest in polytraumatized patients: surgical fixation using Stracos reduces ventilator time and hospital stay. Biomed Res Int. 2015; 2015: 624723.

  13. Ahmed Z, Mohyuddin Z. Management of flail chest injury: internal fixation versus endotracheal intubation and ventilation. J Thorac Cardiovasc Surg. 1995; 110: 1676-1680.

  14. Lafferty PM, Anavian J, Will RE, Cole PA. Operative treatment of chest wall injuries: indications, technique, and outcomes. J Bone Joint Surg Am. 2011; 93: 97-110.

  15. Fitzpatrick DC, Denard PJ, Phelan D, Long WB, Madey SM, Bottlang M. Operative stabilization of flail chest injuries: review of literature and fixation options. Eur J Trauma Emerg Surg. 2010; 36: 427-433.

  16. López-Bascopé A. Cambios históricos ó necesarios en la anestesiología actual. Anestesia en México. 2009; 21: 86-88.

  17. Nirula R, Diaz JJ Jr, Trunkey DD, Mayberry JC. Rib fracture repair: indications, technical issues, and future directions. World J Surg. 2009; 33: 14-22.

  18. Velmahos GC, Vassiliu P, Chan LS, Murray JA, Berne TV, Demetriades D. Influence of flail chest on outcome among patients with severe thoracic cage trauma. Int Surg. 2002; 87: 240-244.

  19. Voggenreiter G, Neudeck F, Aufmkolk M, Obertacke U, Schmit-Neuerburg KP. Operative chest wall stabilization in flail chest —outcomes of patients with or without pulmonary contusion. J Am Coll Surg. 1998; 187: 130-138.

  20. Tanaka H, Tajimi K, Endoh Y, Kobayashi K. Pneumatic stabilization for flail chest injury: an 11-year study. Surg Today. 2001; 31: 12-17.

  21. Karlo CA, Stolzmann P, Do RK, Alkadhi H. Computed tomography of the spleen: how to interpret the hypodense lesion. Insights Imaging. 2013; 4: 65-76.

  22. Slobogean GP, MacPherson CA, Sun T, Pelletier ME, Hameed SM. Surgical fixation vs. nonoperative management of flail chest: a meta-analysis. J Am Coll Surg. 2013; 216: 302-11.e1.



>Revistas >Cirujano General >Año2017, No. 4
 

· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 






       
Derechos Resevados 2019