Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Cirujano General
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Cirujano General >Año 2003, No. 4


López CJA, Guzmán CF, Martínez GA
Curva de aprendizaje en plastía inguinal laparoscópica ¿Cómo superarla?
Cir Gen 2003; 25 (4)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 16
Paginas: 291-294
Archivo PDF: 58.86 Kb.


Texto completo




RESUMEN

Antecedentes: La plastía inguinal con abordaje laparoscópico ha pasado por varias etapas, siendo desprestigiada en su inicio por un alto índice de complicaciones y recurrencias. Ello atribuido a que no se siguió el principio básico del abordaje laparoscópico, es decir, imitar lo ya probado en cirugía abierta, cambiando únicamente el abordaje, de donde se obtendrán todas las ventajas ya conocidas. Fue hasta 1992 cuando se imitó la plastía inguinal con técnica de Stoppa utilizando técnica laparoscópica; y a partir de entonces, grupos que incursionan en este abordaje y cumplen con los requisitos de la curva de aprendizaje han informado resultados similares y, en algunos casos, superiores a los obtenidos en la plastía inguinal abierta con malla libre de tensión.
Objetivo: Analizar las dificultades de la curva de aprendizaje en la plastía inguinal con abordaje laparoscópico.
Pacientes y método: De febrero de 1995 a agosto del 2002 se entrenaron 38 cirujanos en cursos de duración de dos meses, realizándose un total de 1,050 plastías en 1,000 pacientes. Se definió como curva de aprendizaje el número de cirugías requeridas para obtener un tiempo quirúrgico adecuado, porcentaje de complicaciones y recurrencias comparable con el abordaje abierto y el dominio de la anatomía de la región inguinal posterior.
Resultados: Se requirió de treinta procedimientos para considerar terminada la curva de aprendizaje. La morbilidad fue del 8.5% y las recurrencias del 1.5%, lo que no varió durante el proceso de enseñanza aun con la presencia de tutores durante los procedimientos. Del total de los cirujanos entrenados, una encuesta informó que sólo el 10% de los cirujanos entrenados sigue practicando el abordaje laparoscópico en la plastía inguinal.
Conclusión: Para justificar la plastía inguinal por laparoscopia se deben cumplir los siguientes requisitos: Tiempo quirúrgico comparable con el abordaje abierto, morbilidad y número de recurrencias menor o igual a la cirugía tradicional, además de ofrecer las ventajas ya conocidas del abordaje laparoscópico. Para poder vencer la curva de aprendizaje de la plastía inguinal laparoscópica, el cirujano deberá participar por lo menos en 30 procedimientos con tutoría.


Palabras clave: Hernia inguinal, plastía inguinal laparoscópica, recurrencia, curva de aprendizaje.


REFERENCIAS

  1. Schultz L, Graber J, Pietrajitta J, Hickok D. Laser laparoscopic herniorrhaphy: a clinical trial preliminary results. J Laparoendosc Surg 1990; 1: 41-5.

  2. Ferzli GS, Massad A, Albert P. Extraperitoneal endoscopic inguinal hernia repair. J Laparoendosc Surg 1992; 2: 281-6.

  3. McKernan JB, Laws HL. Laparoscopic repair of inguinal hernias using a totally extraperitoneal prosthetic approach. Surg Endosc 1993; 7: 26-8.

  4. Corbitt JD Jr. Transabdominal preperitoneal herniorrhaphy. Surg Laparosc Endosc 1993; 3: 328-32.

  5. Rives J, Stoppa R, Fortesa L, Nicaíse H. Les peeces en dacron et leur place dans la chirurgie des hernies de L’aine. A propos de 65 cas recueillis dans une statistique integrale de 274 interventionss pour hernie. Ann Chir 1968; 22: 159-71.

  6. Stoppa RE, Rives JL, Warlaumont CR, Palot JP, Verhaeghe PJ, Delattre JF. The use of Dacron in the repair of hernias of the groin. Surg Clin North Am 1984; 64: 269-85.

  7. Liem MS, van der Graaf Y, van Steensel CJ, Boelhouwer RV, Clevers GJ, Meijer WS, et al. Comparison of conventional anterior surgery and laparoscopic surgery for inguinal-hernia repair. N Engl J Med 1997; 336: 1541-7.

  8. Schwab JR, Beaird DA, Ramshaw BJ, Franklin JS, Duncan TD, Wilson RA, et al. After 10 years and 1,903 inguinal hernias, what is the outcome for the laparoscopic repair? Surg Endosc 2002; 16: 1201-6.

  9. Tamme C, Scheidbach H, Hampe C, Schneider C, Kockerling F. Totally extraperitoneal endoscopic inguinal hernia repair (TEP). Surg Endosc 2003; 17: 190-5.

  10. Felix EL, Harbertson N, Vartanian S. Laparoscopic hernioplasty: significant complications. Surg Endosc 1999; 13: 328-31.

  11. Voitk AJ. The learning curve in laparoscopic inguinal hernia repair for the community general surgeon. Can J Surg 1998; 41: 446-50.

  12. Lau H, Patil NG, Yuen WK, Lee F. Learning curve for unilateral endoscopic totally extraperitoneal (TEP) inguinal hernioplasty. Surg Endosc 2002; 16: 1724-8.

  13. Liem MS, van Steensel CJ, Boelhouwer RU, Weidema WF, Clevers GJ, Meijer WS, et al. The learning curve for totally extraperitoneal laparoscopic inguinal hernia repair. Am J Surg 1996; 171: 281-5.

  14. Kumar S, Wilson RG, Nixon SJ. Macintyre IM. Chronic pain after laparoscopic and open mesh repair of groin hernia. Br J Surg 2002; 89: 1476-9.

  15. Stylopoulos N, Gazelle GS, Rattner DW. A cost-utility analysis of treatment options for inguinal hernia in 1,513,008 adult patients. Surg Endosc 2003; 17: 180-9.

  16. Payne JH. Complications of laparoscopic herniorrhaphy. Sem Lap Surg 1997; 4: 166-181.



>Revistas >Cirujano General >Año2003, No. 4
 

· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 






       
Derechos Resevados 2019