Entrar/Registro  
INICIO ENGLISH
 
Cirujano General
   
MENÚ

Contenido por año, Vol. y Num.

Índice de este artículo

Información General

Instrucciones para Autores

Mensajes al Editor

Directorio






>Revistas >Cirujano General >Año 2004, No. 2


Fragoso BJS, Ruiz RR, Romero BCG, Maldonado IG
Lesiones por ganado de lidia en el estado de Tlaxcala, México: Un problema de salud originado por el folklore
Cir Gen 2004; 26 (2)

Idioma: Español
Referencias bibliográficas: 20
Paginas: 102-106
Archivo PDF: 69.60 Kb.


Texto completo




RESUMEN

Objetivo. Determinar la frecuencia y características epidemiológicas de las lesiones por toro de lidia en el estado de Tlaxcala.
Diseño. Estudio descriptivo observacional con encuesta retrospectiva.
Análisis estadístico. Descriptivo con medidas de tendencia central y frecuencias simples absolutas y relativas.
Sede. Servicios de salud públicos y privados en el estado de Tlaxcala.
Pacientes y métodos. Encuesta retrospectiva a los cirujanos que atendieron, en el estado de Tlaxcala, lesiones por toro de lidia durante los cinco años previos, sobre la atención que proporcionaron a pacientes lesionados por toro de lidia, la información se complementó cuando fue posible con el expediente clínico. Las variables de estudio fueron: edad, género y ocupación de los pacientes, el lugar físico donde ocurrió la lesión y sitio anatómico.
Resultados. De los 174 pacientes, 93.7% fueron hombres y 6.3% mujeres, sus edades con un intervalo de 12 a 73, su media fue 23.5, moda 24 y mediana 28. La ocupación de los lesionados no estuvo relacionada con la fiesta brava en 79%; el lugar físico donde ocurrió la lesión fue en el campo el 9.0%, la plaza de toros el 15.0% y en la calle el 76.0%. Las lesiones según importancia fueron: por el asta 48.8%, equimosis y excoriaciones 24.2%, traumatismos craneoencefálicos 16.7%, y fracturas en 10.3%.
Conclusión: Las lesiones se presentaron mayoritariamente en hombres jóvenes cuya ocupación no está relacionada con el toro de lidia y durante eventos folklóricos de las festividades populares. Es importante su descripción epidemiológica por la urgencia que requiere la atención de estos pacientes.


Palabras clave: Trauma, lesiones por toro de lidia, trauma torácico, trauma craneal.


REFERENCIAS

  1. Christian F, Robinson RL. Selective conservatism in the management of penetrating bull gore injuries. Injury 1993; 24: 337-8.

  2. Idikula J, Moses BV, Sadhu D, Agarwal S, Jahan G, thomas J. Bull horn injuries. Surg Gynecol Obstet 1991; 172: 220-2.

  3. Pal DK, Bora V, Bisoi SC. Urethrorectal fistula by bull horn injury. J Indian Med Assoc 2002; 100: 47.

  4. Shukla HS, Mittal DK, Naithani YP. Bull horn injury: a clinical study. Injury 1977; 9: 164-7.

  5. Chatterjee H. Intestinal injuries in childhood: analysis of 32 cases. J Pediatr Surg 1992; 27: 583-5.

  6. Beg MH, Reyazuddin, Ansari MM. Conservative management of flail chest. J Indian Med Assoc 1990; 88: 186-7.

  7. Beg MH, Ansari MM, Reyazuddin. Clinical profile of thoracic trauma in children-a study from Aligarh, N. India. Ann Trop Paediatr 1988; 8: 238-40.

  8. Singh H, Mahant TS, Narula IM. Cattle horn injuries. Aust N Z J Surg 1980; 50: 620-1.

  9. Saravanapavananthan N. Penetrating wound of the aorta by a bull’s horn. Injury 1982; 13: 412-3.

  10. Casani-Martinez C, Morales-Suarez-Varela M. Bull horn lesions in childhood. Pediatrics 2000; 105(3 Pt 1): 685-6.

  11. Mansilla-Roselló A, Fuentes-Martos R, Astruc-Hoffman A, Flores-Arcas A, Albert-Vila A, Fernández-Valdeaarenas R, et al. Estudio de 44 heridas por asta de toro. Cir Esp 1998; 63: 36-9.

  12. Diaz de Liaño A, Iñago NJJ, Ederra M, Obón FM. Herida por asta de toro: nueve años de experiencia. Enfermedades quirúrgicas del mundo. Surgical Rounds 1997; 39: 281-4.

  13. Campos-Licastro X, Rojo de la Vega J, Ibarra J. Traumatología taurina 2nd ed. México, D.F.; Impresiones Modernas, S.A. 1974.

  14. Linares A. Los toros en España y México. Ed. Linares, México, 1968.

  15. Vazquez-Bayod R, Villanueva SE, Gómez GE. Aspectos generales en el manejo quirúrgico de las heridas por asta de toro en el Valle de México 1997-2000. Rev Mex Ortop Traum 2000; 14: 302-8.

  16. Vazquez-Bayod R, Villanueva SE, Gómez GE. Infección grave en tejidos blandos, secundaria a herida por cuerno de toro. Reporte de un caso. Rev Mex Ortop Traum 2000; 14: 354-9.

  17. Chacón-Torres EA, Chávez-Navarrete O. Fracturas de las paredes orbitarias. Rev Mex Oftalmol 1996; 70: 81-7.

  18. Rios-Pacheco M, Pacheco-Guzmán R, Padrón-Arredondo G. Heridas por asta de toro. Experiencia de un año en el Hospital General O’Horán. Mérida Yucatán. Cir Ciruj 2003; 71: 55-60.

  19. Rebollo FJ, Bermejo A, López M, Utrillas A, Del Val JM, Gonzalez M, et al. Heridas por asta de toro y el “paseíllo” del cirujano. Cir Esp 2001; 69: 525.

  20. Salvoch JJ, Erce R, Otero A. Ahora lo sabemos, era una cornada envainada. Cir Esp 2002; 71: 51.



>Revistas >Cirujano General >Año2004, No. 2
 

· Indice de Publicaciones 
· ligas de Interes 






       
Derechos Resevados 2019